Suscríbete y ¡Recibe los próximos bonos gratis!

Vedast

Primer eliminado en el EPT Madrid

30 000 fichas aproximadamente de stack efectivo, ciegas 50/100. Raise David Vamplew en hijack a 300, cold un ruso en cutoff. Subo a 1375 en ciega pequeña con KQo, me ven los dos. Flop 45s4, tengo backdoor flush draw. Apuesto 2575, fold, raise a 6100 el ruso. Envido y me ve con 55. Turn 5… Me quedo con 325 fichas y en la siguiente mano envido preflop con AKo, chocándome contra AA.

Me parece que fui eliminado antes que nadie, no llevábamos ni media hora jugando. Todo un mérito, ya le hubiera gustado acabar tan pronto a todos los demás que no entraron en premios. “Sonríe, mañana puede ser peor”.

World of Warcraft y póquer

En los últimos meses, desde finales de febrero y con excepción de mayo (durante y después del EPT Montecarlo) he estado dedicando casi todo mi tiempo al World of Warcraft. Primero sólo era jugando, poco a poco me interesaba por mejorar e iba consultado foros y páginas, añadiendo feeds al Google Reader. No siendo esto ya suficiente, se me ocurre montar una hermandad, algo que en otros juegos de internet se llama también clan. Consiste en un grupo de gente que se ayuda entre sí, para ir avanzando en el juego. Ahora la hermandad tiene página web, la cual llevo yo, muchos jugadores bastante decentes y objetivos cada vez más ambiciosos. Esto en la práctica supone preocuaciones y sobre todo tiempo, ya que soy yo quien dirige toda esta historia.

Me encanta jugar al WoW, me encanta encontrar formas de llevar mejor mi personaje principal, y me gusta también muchísimo el mundo de los negocios dentro de este juego. Tiene gracia, pero desde ya muchos años, en todo lo que me he metido he acabado siendo un negociante. Con 13 años ya compraba cartas de Magic a Estados Unidos con la tarjeta de crédito de mi madre o de mi padre para revenderlas después en España. Lo que empezó como algo a una escala muy pequeña fue aumentando, siendo una cantidad no despreciable de dinero la que movía con 15 o 16 años. Con 17, junto con dos amigos, monté en un hotel de Valencia un torneo de Magic al que vino gente hasta de Estados Unidos. Al año siguiente, repetimos la aventura, y acudieron decenas de italianos, además de gente hasta de Canadá.

En el mundo del póquer poco negocio hacía, porque el juego en sí ya era el negocio. El dinero ya lo sacaba jugando, y además mucho. Eso no me podía pasar con el Magic.

Ahora llego al WoW y, mientras cada vez juego mejor y hago que mi hermandad consiga logros más complicados, me entusiasma la barbaridad de negocios que encuentro por hacer. Cuál es el problema? Que son negocios por dinero ficticio. Dinero que es ilegal vender. Se le puede sacar utilidad dentro del juego, haciendo por ejemplo que otros trabajen por ti.

Siento como si hubiera retrocedido, como si estuviera pasando una etapa de mi vida que debería haber ocurrido muchos años atrás. No tendría más sentido haber pasado de algo como el WoW a algo como vender cartas de Magic y después al póquer?

La cosa es que me encanta, pero veo que poco sentido tiene. Tiene poco sentido acumular barbaridades de dinero virtual (oro) y también lo tiene matar a un jefe súper difícil. En este juego no existe dinero muerto. Todo el dinero que entra cae en manos de Blizzard. Bueno, también algo va a los que venden oro, aún siendo ilegal, sino no existiría esa industria, que se ve que da trabajo a muchos chinos.

Qué me puede aportar el WoW? Dinero es muy complicado que me aporte. Para que pase eso tendría que conseguir que mi hermandad se hiciera muy conocida, fuera del juego a ser posible y quizás poder sacar partido a la página web o no sé. No lo tengo nada claro. Sin embargo, me gusta muchísimo jugar. Y no es lo más importante ser feliz?

El WoW es un mundo tan extensísimo que no paras de tener cosas que hacer. Siempre puedes aprender a jugar mejor. Siempre puedes hacer retos más difíciles. Y estás recibiendo recompensas continuamente. Este punto es clave.

Hace unos meses escribí una entrada en mi blog de Intellipoker que fue borrada ya que no la consideraron apropiada, lo cual me pareció razonable e incluso pedí disculpas por ello. En ella explicaba porqué Poker Stars (al igual que todas las otras salas de póquer) cometen un grave error, el cual no hace Blizzard (la empresa de World of Warcraft, Diablo, Starcraft…).

El póquer de por sí ya tiene una característica que hace que sea muy fácil desanimarse. Es el hecho de las rachas, de que tus resultados no se vean correspondidos con la calidad de tus decisiones. Puedes estar jugando bien y perder. Puedes estar jugando mal y ganar. A la larga todos sabemos que las buenas decisiones nos hacen tener mayores ingresos que las malas decisiones. Sin embargo, la espera es soportable por muy pocos, y es realmente complicado saber si realmente lo que creemos que es una jugada rentable, lo es en verdad.

Contra este hecho las salas no pueden hacer nada, deberían cambiar las reglas del juego para poder modificar tal característica. Pero sí pueden hacer otras cosas. Deben, o al menos eso creo, hacer otras cosas para incrementar la felicidad de los clientes, y, por lo tanto, sus ingresos, que es lo que más buscan las empresas. Deben recompensar a los jugadores de forma muchísimo más frecuente y, digamos, “efusiva”.

En Poker Stars (hablo de esta sala porque es la que mejor conozco, no porque sea la que lo haga peor) se reciben “premios” cada demasiado tiempo. 100 000 VPP es demasiadísimo. Para muchos eso supone una cantidad ingente de tiempo sin recibir nada. Y cuando llegan a ese punto, sólo les manda un correo electrónico y salta una ventana cutre en el programa, anunciando que se ha llegado a Supernova. Cuando se llega a 200 000 ni siquiera te dicen nada, y al millón es igual de triste que a los 100 000, añadiendo Elite a Supernova.

Hace falta más entusiasmo, hacedle ver al cliente que lo que ha hecho tiene mucho mérito. Animadle a seguir jugando, joder! En WoW por cualquier tontería sale una ventana bien grande en la parte inferior de la pantalla indicando que has hecho lo que se denomina “logro”, y todos los de tu hermandad se enteran cuando lo consigues. Además, algunos logros hasta te dan cosas para presumir ante el resto de gente, como monturas especiales o un título que añadir a tu pseudónimo. Haced algo así en las salas, poned un anuncio bien grande a quien consigue cierta cosa, y enviadle un correo más trabajado. Dejadle la posibilidad de personalizar su nick, avatar o lo que sea para que se vea claramente que ha conseguido cierta cosa. Que se sienta orgulloso.

Los altibajos del póquer pueden ser muy duros, pero que te estén animando con continuas recompensas (no solo monetarias) hace más fácil seguir jugando.

Hay otro tipo de ideas que creo que estarían bien, como una clasificación de VPP (o lo que sea equivalente en otras salas), tanto mundial como a escalas más pequeñas. Esto también podría incentivar a la gente a jugar sólo por el hecho de verse los primeros, y no le veo ningún inconveniente. De igual manera, se podría aprovechar para premiar a los primeros de la lista, lo cual haría incrementar las horas de juego de muchos, y, por lo tanto, el rake pagado, que es lo que interesa.

Hablando de eso del SNE. Poker Stars se podría haber aprovechado mucho más de ello, no quiso valorar lo que yo había hecho. Ahora ya es tarde para ello. La verdad es que ese tema me da mucha rabia. Ver como randoms que no tienen ni idea tienen súper espónsors me vuelve loco. Y no penséis mal, que no estoy hablando de Poker Stars España. “Charlatanes y aprovechados”, que decía Boltrok en la última entrada de su blog. Y por si fuera poco, no saben ni escribir.

Justamente dejé el póquer, de forma accidental e inconsciente, por el hecho de que no tenía nada claro qué hacer. “Quien no tiene rumbo, ningún viento le es favorable”. Más o menos mesas, una modalidad u otra, sin objetivos claros… Y ahora, después de tanto tiempo y sabiendo que septiembre es un buenísimo mes para jugar en Poker Stars (el mejor creo yo) por las WCOOP, vuelvo a tormentarme con estas cosas.

Disciplina

Acabo de leer una noticia en la versión español de Pokernews que me ha resultado muy curiosa: http://es.pokernews.com/noticias/20009/8/090829pokernews-sklansky-robo-vegas-1490.html

Desde luego, tiene mucho mérito mantenerse así en una situación tan incómoda como que vengan a robar a tu casa. Muy muy poca gente creo que sea capaz de ello. Hay que ser exageradamente disciplinado y frío para que algo así te mantenga tan indiferente como parece ser que se ha quedado Sklansky. Es impresionante. El mundo sería muy diferente si nos pareciéramos más a este hombre.

Poker Stars: Estrellas en juego

Hace poco ha acabado la emisión en Antena 3 del primer programa de Poker Stars: Estrellas en juego. No me ha gustado nada.

Cinco participantes: un clasificado por internet en Poker Stars y cuatro famosos del mundo del fútbol, tres jugadores y un periodista. Todos ellos horrendos en lo que se refiere a darle al póquer. Eso no es un problema, ya que no se trata de un programa para enseñar a la gente a jugar, sino para atraerla al mundillo, haciéndoles ver que esto no es cosa de gente turbia y suerte, sino algo divertido y donde los que toman mejores decisiones son los que acaban ganando.

No estaba claro cuál era el premio del torneo (o concurso, que suena más televisivo). Si el clasificado ganaba a los 4 famosos, tenía los gastos pagados para participar en el EPT Montecarlo. No estaría muchísimo mejor decir qué valor tiene ese paquete? No entiendo cómo puede ser mejor no decirlo. Estoy totalmente seguro de que la gente no se imagina que ese paquete está valorado en 18 800$, algo que suena a mucho más que simplemente “jugar en Mónaco la gran final del EPT con todos los gastos pagados”.

Pero, qué pasaba si alguno de los conocidos era eliminado por otro de ellos? Que el clasificado ya no podía ganar el paquete a Montecarlo. Entonces, para qué jugaban? Yo he estado viendo el programa y no me he enterado. Al principio sólo se ha hecho alguna reseña a pasar al siguiente episodio. Debería estar muchísimo más claro. No tiene mucho interés ver jugar a dos personas, que encima lo hacen fatal y son aburridísimos, sin ni siquiera tener claro por qué están luchando. Algo se decía de un trofeo. Un concurso para ganar un trofeo simplemente? Qué tipo de broma es esta?

Los comentarios de Juan Manuel Pastor y Paco González intentaban animar un poco la cosa, pero aún así ha resultado muy soso y me da que muy poca gente se habrá quedado con ganas de ver más. Ver póquer es muy aburrido, hay que hacerlo entretenido para que los espectadores se diviertan. No tengo nada claro que sea suficiente con repartir cartas a personajes conocidos.

No me ha gustado nada. Por cierto, la crupier me sonaba, pero no sé de qué casino.